Bienvenido a Clínica Dental Bernat Hervàs

Horario : De Lunes a Sábado: 08.00-14:30 y 16:00-21:00
  Nº Teléfono : 960703858 (L´Alcúdia) / 926261148 (Almagro)

Endodoncia microscópica

Diagnóstico de patologías pulpares y tratamiento conservador (endodoncia para “matar” el nervio evitando la exodoncia). Cuando se realiza una endodoncia se accede a los conductos de las raíces del diente y con unos instrumentos específicos, se eliminan los irritantes y los tejidos enfermos de su interior, desinfectándolos. Una vez los conductos radiculares están desinfectados, se pasa al sellado de los mismos con un material diseñado para ese fin, de esta manera se impide que el diente se colonice por bacterias y cause una infección.

Cosas que debes saber

La pulpa es el tejido que se encuentra en el interior de los dientes y hace de ellos órganos vivos y sensibles a ciertos estímulos. Se compone de vasos sanguíneos y nervios sensitivos, que comunican al cerebro sensaciones dolorosas. Cuando un diente comienza a doler, se debe a una irritación de la pulpa por un estímulo mecánico, térmico, infeccioso, químico o traumático. Cuando el dolor es leve o pasajero no hay problema. Si el dolor se intensifica o persiste, nos encontramos ante una pulpitis, que suele ser reversible, y eliminando el estímulo que la provoca suele remitir; por ejemplo, un diente con una caries de pequeño tamaño puede provocar molestias al beber algo frío o comer alimentos con mucho azúcar. Pero si el dolor es muy intenso y persistente, nos encontramos ante una pulpitis irreversible.

Cuando los vasos sanguíneos del interior del diente se inflaman, aumenta la presión en el interior del diente y el nervio transmite una sensación muy dolorosa. El diámetro de los vasos sanguíneos aumenta y colapsa el orificio de entrada de la pulpa en el interior de la raíz. El diente queda entonces sin riego sanguíneo (isquemia), ya que la sangre, poco a poco, deja de circular en el interior del diente. Al quedarse sin riego sanguíneo y por lo tanto sin oxigenación, la pulpa se necrosa, provocando una infección o gangrena, que se extiende poco a poco por el hueso que rodea al diente.

Al principio, mientras el diente está aún vivo, el dolor es intensísimo, hasta que el tejido pulpar del interior del diente se necrosa por completo, de modo que deja de doler, pero la infección persiste, y si no se trata se puede extender. El tratamiento de conductos o endodoncia consiste en eliminar por completo el tejido pulpar afectado, lo antes posible, para evitar que la infección se propague. Si la endodoncia se realiza en un estadío precoz de la inflamación del diente, mejor será el pronóstico. Si la infección ya se ha propagado, más difícil será de controlar.

Indicaciones

Las causas mas frecuentes por las que se realiza una endodoncia son:

  • Caries de gran tamaño.
  • Fractura coronaria que afecta a la pulpa dental
  • Desgaste excesivo de los dientes por bruxismo u otras causas.
  • Por motivos restauradores.

¿por qué realizar la endodoncia con microscopio?

Para una máxima precisión en el diagnóstico, mayor seguridad durante el tratamiento de endodoncia, tratamientos de endodoncia más predecibles, mayor conservación de tejido dentario, mejor comunicación con los pacientes. Además el uso del microscopio clínico posibilita también el manejo de otros instrumentos de precisión, diseñados específicamente para el tratamiento en Endodoncia, como son las puntas de tecnología ultrasónica.