¡Con los dulces no se juega! Consumir golosinas con frecuencia o en grandes cantidades es un hábito poco saludable porque propicia malas digestiones e hinchazón abdominal, y puede causar enfermedades tales como la obesidad, la diabetes y la caries, además de propiciar problemas cardiovasculares. Si consumís golosinas, ¡que sean con moderación!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies